IMPRESSIONS DE VOYAGE

IMPRESSIONS DE VOYAGE

DSC_0159 WhatsApp Image 2019-05-16 at 19.22.41 WhatsApp Image 2019-05-05 at 10.48.18 DSC_0162

Torrelavega, mayo de 2019

Siempre es grato regresar a Rochefort y más después de un largo tiempo sin ir. El encuentro con los viejos amigos que hace tiempo no nos vemos, el recuerdo de los ausentes hacen que el viaje que la Asociación de Hermanamientos de Torrelavega realizó del pasado 1 al 5 de mayo haya sido, en ciertos aspectos, muy especial.

 

Uno de esos momentos especiales fue la recepción de bienvenida que el Comité de Rochefort nos dispenso. Fue el encuentro de personas que llevan  participando de forma continuada en las actividades del hermanamiento casi desde su formación. El segundo momento, fue la recepción en el Ayuntamiento de Rochefort en el que se tuvo un sentido recuerdo por todas las personas que han participado en esta relación fraternal entre nuestras dos ciudades desde los diferentes ámbitos de actuación, ayuntamientos, comité de jumelage, asociación de Hermanamientos y participantes.

 

Estos encuentros que realizamos todos los años, unas veces en Torrelavega y otras en Rochefort sirven para acercarnos a la cultura y las tradiciones de nuestros respectivos países, siendo un elemento crucial para hacer ciudadanía europea. El programa de este año ha desarrollado aspectos relacionados con el patrimonio arquitectónico, tanto civil como religioso, de la región. Se realizaron visitas al Priorato de Saint de Trizay, al castillo de Saint Jean d’Angle y la iglesia románica de estilo charantaise de Nuestra Señora de Echillais.

 

Tres elementos significativos del patrimonio arquitectónico de la región que al día siguiente se completo con una visita a la ciudad de Cognac famosa por la floreciente industria del licor que lleva su nombre. Cognac, ciudad natal del rey Francisco I,  ha basado su desarrollo en el florecimiento de esta industria, pasando de una ciudad encerrada en sus murallas a mediados del siglo XIX a desarrollar una industria puntera que exporta su producto a todo el mundo, como pudimos ver en la visita a la bodega de Remy Martin en la que se nos explicó el laborioso proceso de elaboración.

Otro pilar fundamental en estos intercambios son las relaciones que se establecen entre las familias participantes y como hemos señalado más arriba es un elemento primordial a la hora de desarrollar ciudadanía europea. Es un aspecto remarcable, ya que son los ciudadanos los que deben ser el sostén de todo el proceso de construcción europea.

 

Sirvan estas líneas para expresar nuestro recuerdo por los amigos que nos han acompañado durante tantos años en este caminar y que ya no se encuentran con nosotros.

JM

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *