RECUERDOS DE MI PRIMER INTERCAMBIO

RECUERDOS DE MI PRIMER INTERCAMBIO

(VIAJE DE CIUDADANOS DE TORRELAVEGA A ROCHEFORT

14 AL 18 DE SEPTIEMBRE DE 2011)

Verano de 1981, fue la primera vez que conocí la ciudad de Rochefort sur Mer, tenía 12 años. Era una niña que nunca había salido de casa, fue un poco duro para mí, pero fue una experiencia nueva y una aventura durante 15 días, que pasé en convivencia con una familia francesa, en su casa. En esos días aprendí muchas cosas: a hablar, a escribir un poco, es decir, comencé a comprender la lengua francesa. También modales, porque los franceses son muy correctos en educación, en saber estar…

Recuerdo que éramos 52 alumnos y profesores de varios colegios de Torrelavega los que participamos en el primer intercambio escolar con la ciudad hermana de Rochefort. Recordar a D. Ramiro, a Dª Mary, gracias a ellos aprendimos las bases del francés. Recuerdo también que íbamos al colegio francés “Pierre Loti”, con mi correspondiente Christine, y teníamos que madrugar mucho.

Ahora, 30 años después, he vuelto a los lugares de mi primera experiencia al extranjero, Rochefort.

El 14 de septiembre partimos para la ciudad hermana y he conocido gente nueva, a pesar de ser todos de Torrelavega no los conocía, he hecho amigos y me ha hecho feliz.

Al llegar a Rochefort conocía a Annie y Bernard, un matrimonio maravilloso, cariñosos, y muy amables que me acogieron en su casa durante los cuatro días que estuvimos. Hemos realizado visitas todos juntos, franceses y españoles a la isla de Ré y a los museos de Rochefort, pues eran las “Jornadas del Patrimonio” y los museos eran gratis.

He tenido la impresión que el tiempo se hubiera parado porque las casas siguen igual, los jardines parecidos; recuerdo la plaza Colbert, donde nos reuníamos los españoles cuando vine la primera vez, en esta plaza han cambiado la fuente que estaba en el centro y la han puesto en un costado. También el puente transbordador (colgante) de Rochefort que está arreglado, pintado y funcionando; cuando fui en 1981 estaba en ruinas, la barquilla estaba aparcada en una orilla del río toda roñosa y abandonada entre los juncos. Me sorprendió mucho verlo y además tuvimos la suerte de pasarlo y visitar el centro de interpretación de los puentes colgantes.

También nos llevaron a dar un paseo en barco, subiendo el río, lo que nos permitió ver todas las  infraestructuras del astillero de Rochefort. Lo que más me gustó fue  la visita a la fragata L’HERMIONE, que están construyendo. Es una réplica de la fragata que llevó al almirante La Fayette hasta Boston, para ayudar a los insurgentes de las colonias inglesas. Hemos visto todo por dentro, desde la bodega hasta la cubierta, donde no faltaba detalle. El año que viene lo van a botar y me encantaría estar presente.

El viernes por la tarde nos recibió el Sr. Alcalde y por la noche organizaron una reunión de todos los participantes de las dos ciudades hermanas. Lo que más me gustó fue la amistad que se respiraba, el buen rollo, lo pasamos muy bien.

Quisiera transmitir la felicidad que he sentido en este viaje e invitar a aquellos que no conocen Rochefort a ir, pero en familia, porque es como realmente se vive y se conocen otras formas de vivir y se aprende. Gracias a todos por esta experiencia.

Mº Dolores Escámez Torres

DNI: 13.922.937-W

Esta entrada fue publicada en Escolares. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *